Metodologías de aprendizaje: Gamificación, el rey entre príncipes

gamif

Ahora que ya sabéis cuáles son mis orígenes, os seguiré contando la evolución que he vivido estos años en la reinvención de los departamentos de formación. Recuerdo el día que llegué y empecé a familiarizarme con conceptos y temas de los que sólo sabía la teoría: programa formativo, outsourcing, transversal, especializado, cuadro de mando… en más de una ocasión pensé: ¿Dónde te has metido? Hoy puedo decir que fue una gran escuela.

Casi toda la formación que diseñábamos era presencial, que para mi era todo un reto, pero con el tiempo me he dado cuenta de que el reto fue reconvertir la metodología que utilizábamos. Cuanto más cerca estábamos del negocio, más consciente éramos de sus necesidades. Así que, conscientes de sus circunstancias, nos replanteamos nuestra existencia y fue una de las épocas laborales más bonitas que recuerdo.

Hoy puedo decir que no se trata de presencial sí o presencial no, si no de combinar o elegir la metodología más adecuada para cada situación en la que estemos trabajando. He tenido la suerte de trabajar con partners que me han hecho cruzar fronteras y que me han ayudado a trabajar desde diferentes puntos de vista que me han enriquecido mucho. Y esa es una de las claves, elegir bien con quién trabajas cada situación.

Yo soy de las que cree firmemente que, para que cualquier aprendizaje se interiorice, debe contener varias características: trabajar conceptos y práctica a largo plazo, trabajar de forma individual y colectiva, que sea motivador, competitivo, flexible, sencillo y divertido, sobre todo divertido.

Es difícil encontrar todas estas características en un sólo programa, pero tengo que reconocer que si hay una metodología que está rompiendo moldes es la ya conocida Gamificación que se ha colado en nuestras vidas casi sin darnos cuenta.

Recuerdo mi primer contacto con esta metodología. Tuve la suerte de asistir a la presentación de Navieros de Gamelearn, en Madrid. Años después asistí a la presentación de Pacífic, en Barcelona. No dudé ni un minuto que iban a tener éxito, no porque yo fuera una visionaria, que ya lo fueron sus creadores, sino porque si los videojuegos por placer enganchaban horas y horas a cualquier bendito de este mundo, ¿cómo no iba a funcionar para aprender nuevas habilidades en el entorno laboral? El tiempo así lo ha determinado y años después, su alcance y éxito internacional avalan que llegaron para quedarse y que darán mucho de qué hablar y seguir rompiendo moldes en el mercado. No me cabe duda de que esta plataforma de formación corporativa, pionera en su género y referente en el mercado, seguirá sorprendiéndonos, así que os recomiendo que no la perdáis de vista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s